Make your own free website on Tripod.com

OFICINA MUNICIPAL PARA EL MANEJO DE EMERGENCIA ADMINISTRACION DE DESASTRES UTUADO P.R.

SISTEMA DE AVISOS

PRINCIPAL
HURACANES
MAPA DE TRAYECTORIA DE HURACANES
TERREMOTOS
INUNDACIONES
ATAQUE NUCLEAR O RADIOLOGICO
PARA NIÑOS
LEY NUM. 211
SISTEMA DE AVISOS
PREPARATE
PAGINAS RECOMENDADAS
CONTACTENOS
REFUGIOS
DIRECTORIO TELEFONICO
EQUIPOS Y UNIDADES

Sistema de Aviso para la Seguridad Nacional

El Sistema de Aviso para la de Seguridad Nacional fue diseñado para ofrecer un medio completo de diseminar información acerca del riesgo de actos terroristas a las autoridades federales, estatales y locales y a los residentes de los Estados Unidos. Este sistema proporciona advertencias en forma de un conjunto de “Condiciones de Amenaza” graduadas que aumentan a medida que el riesgo de la amenaza aumenta. En cada condición de amenaza, los departamentos y agencias federales implementarán un conjunto correspondiente de “Medidas de Protección” para reducir aún más la vulnerabilidad o aumentar la capacidad de respuesta durante un período de mayor alerta.

SEVERA (Rojo)

ALTA (Anaranjado)

ELEVADA (Amarillo)

CAUTELOSA (Azul)

BAJA (Verde)

Aunque el Sistema de Aviso para la Seguridad Nacional es de acatamiento obligatorio para el poder ejecutivo, es voluntario para otros niveles del gobierno y para el sector privado. Existen cinco condiciones de amenaza, cada una identificada con una descripción y un color correspondiente.

Mientras mayor sea el riesgo de un ataque terrorista, más alta será la condición de amenaza. El riesgo incluye tanto la probabilidad de que ocurra un ataque como su posible gravedad.

Las condiciones de amenaza son asignadas por el Fiscal General en consulta con el Asistente del Presidente para la Seguridad Nacional. Las condiciones de amenaza pueden asignarse para toda la nación, o pueden indicarse para un área geográfica o un sector industrial en particular. Las condiciones de amenaza asignadas se revisarán a intervalos regulares para determinar si se requieren ajustes.

Condiciones de amenaza y medidas de protección relacionadas

Siempre existe el riesgo de una amenaza terrorista. Cada condición de amenaza asigna un nivel de alerta apropiado al riesgo mayor de ataques terroristas. Bajo cada condición de amenaza hay algunas medidas de protección sugeridas que el gobierno y el público pueden tomar, reconociendo que los jefes de los departamentos y agencias federales son responsables de desarrollar e implementar las Medidas de Protección apropiadas y específicas a la agencia:

Condición Baja (Verde). Esta condición se declara cuando existe un riesgo bajo de ataques terroristas. Los departamentos y agencias federales considerarán las siguientes medidas de protección.

  • Refinar y poner en práctica las medidas de protección predeterminadas;
  • Asegurar que el personal reciba el debido entrenamiento sobre el Sistema de Aviso para la Seguridad Nacional y las medidas de protección predeterminadas y específicas del departamento o la agencia; y
  • Instituir un proceso para asegurar que todas las instalaciones y los sectores regulados sean evaluados regularmente para determinar si son vulnerables a ataques terroristas y que se tomen todas las medidas razonables para mitigar esta vulnerabilidad.

Los miembros del público pueden:

  • Preparar un plan de desastre para la familia y reunir un equipo de suministros para desastres. (Véase el capítulo titulado “Preparación de emergencias y suministros para desastres”.)

Condición Cautelosa (Azul). Esta condición se declara cuando existe un riesgo general de ataques terroristas. Además de las medidas tomadas en la condición de amenaza previa, los departamentos y agencias federales considerarán las siguientes medidas de protección:

  • Verificar las comunicaciones con los lugares de comando o respuesta a emergencias designados;
  • Revisar y actualizar los procedimientos de respuesta a emergencias; y
  • Proporcionar al público cualquier información que pueda fortalecer su habilidad de actuar de una manera apropiada.

Los miembros del público, además de las acciones tomadas para la condición de amenaza previa, pueden:

  • Actualizar su equipo de suministros para desastres;
  • Revisar el plan de desastre para su familia;
  • Llevar a cabo una reunión de la familia para hablar sobre lo que los miembros harían y cómo se comunicarían en caso de un incidente;
  • Desarrollar un plan de comunicación más detallado para la familia;
  • Los residentes de apartamento deben hablar con los administradores de los edificios sobre los pasos que se tomarán durante una emergencia; y
  • La gente con necesidades especiales debe hablar sobre sus planes de emergencia con amigos, parientes o empleadores.

Condición Elevada (Amarillo). Una Condición Elevada se declara cuando existe un riesgo significativo de ataques terrorista. Además de las medidas tomadas en las condiciones de amenaza previas, los departamentos y agencias federales considerarán las siguientes medidas de protección:

  • Aumentar la vigilancia de lugares cruciales;
  • Coordinar los planes de emergencia con las jurisdicciones cercanas según sea apropiado;
  • Evaluar si las características precisas de la amenaza requieren un refinamiento adicional de las medidas de protección predeterminadas; e
  • Implementar, como sea apropiado, planes de contingencia y de respuesta a emergencias.

Los miembros del público, además de las acciones tomadas para la condición de amenaza previa, pueden:

  • Observar cualquier actividad sospechosa y reportarla a las autoridades;
  • Comunicarse con sus vecinos para hablar sobre sus planes y necesidades;
  • Verificar con los funcionarios escolares para determinar sus planes para una emergencia y los procedimientos para reunir a los niños con los padres y las personas que los cuidan; y
  • Actualizar el plan de comunicación de la familia.

Condición Alta (Anaranjado). Una Condición Alta se declara cuando existe un riesgo alto de ataques terroristas. Además de las medidas tomadas en las condiciones de amenaza previas, los departamentos y agencias federales considerarán las siguientes medidas de protección:

  • Coordinar los esfuerzos de seguridad necesarios con las agencias del orden público federales, estatales y locales, la Guardia Nacional u otras fuerzas armadas y de seguridad;
  • Tomar precauciones adicionales en eventos públicos, posiblemente considerando lugares alternativos o incluso la cancelación de los mismos;
  • Prepararse para ejecutar procedimientos contingentes, tales como moverse a un lugar alterno o dispersar la fuerza laboral; y
  • Restringir el acceso a la instalación amenazada a sólo el personal esencial.

Los miembros del público, además de las acciones tomadas para las condiciones de amenaza previas, pueden:

  • Revisar las medidas de preparación (incluyendo evacuación y refugio) para las posibles acciones terroristas, incluyendo ataques químicos, biológicos y radiológicos;
  • Evitar los lugares de alto perfil o simbólicos; y
  • Tener precaución al viajar.

Condición Severa (Rojo). Una Condición Severa refleja un riesgo severo de ataques terroristas. En la mayoría de las circunstancias, las medidas de protección para una Condición Severa no se han diseñado para sostenerse durante períodos de tiempo sustanciales. Además de las medidas de protección en las condiciones de amenaza previas, los departamentos y agencias federales considerarán las siguientes medidas generales:

  • Aumentar o redirigir al personal para abordar las necesidades de emergencia cruciales;
  • Asignar personal de respuesta a emergencias y colocar en posición previa y movilizar equipos especialmente entrenados o recursos;
  • Vigilar, redirigir o limitar los sistemas de transporte; y
  • Cerrar las instalaciones públicas y gubernamentales que no sean cruciales para la continuidad de las operaciones esenciales, especialmente la seguridad pública.

Los miembros del público, además de las acciones tomadas para las condiciones de amenaza previas, pueden:

  • Evitar los lugares de reunión públicos, tales como estadios de deportes, celebraciones de días festivos, u otros lugares de alto riesgo;
  • Seguir las instrucciones oficiales sobre las restricciones de las actividades normales;
  • Comunicarse con el empleador para determinar el estado del trabajo;
  • Escuchar la radio y la televisión para posibles avisos o advertencias; y
  • Prepararse para tomar acciones para protegerse a sí mismos tales como refugiarse en el lugar o evacuar el área si así lo indican los funcionarios públicos.